El futuro que seduce: El metaverso

Por: Diana Yelitze Diaz González, estudiante de Comunicación Social FUP

En un mundo que cambia a velocidades increíbles, es para nosotros ya un hábito preguntarnos constantemente ¿qué sigue? ¿qué es lo que viene? qué hay de nuevo? somos una sociedad que se ha acostumbrado a visualizar el porvenir, las nuevas tendencias, avances, todo aquello que tenga que ver con innovación. El mañana está más cercano a nosotros que el mismo hoy, y es que el futuro nos atrae y nos seduce. Sin embargo, estos cambios no son solo enfocados en una determinada área, estamos hablando de revoluciones.

La manera en que se comunicaban nuestros ancestros hasta la forma en que nos comunicamos ahora, han hecho de nuestro orbe algo totalmente distinto. Hoy en día, la tecnología nos permite hablar con nuestros amigos, seres queridos e incluso personas que no conocemos en tiempo real ¿Pero que será de la comunicación del mañana? ¿Cómo transmitiremos nuestros mensajes posteriormente?

Me parece que para poder intentar comprender hacia dónde va el mundo, es también necesario conocer cómo funciona la economía actual. Por supuesto, no me creo una experta en esta área, pero es de conocimiento general que la compra y venta de acciones es una de las fuerzas económicas más grandes a nivel mundial, pero llevemos esto un poco más allá, imagínate que no sean solamente compra y venta de acciones físicas, sino además digitales…

¿Puedes ver hacia dónde estoy yendo? exactamente, las monedas digitales son el auge del momento, el Bitcoin pasó de valer un centavo a un dólar hasta que actualmente está evaluado en 60.000 dólares aproximadamente; si bien es cierto que es un mercado fluctuante por causa de su naturaleza descentralizada, debemos tener en cuenta la digitalización mundial que ya había comenzado, tomó aún más importancia luego de la pandemia del 2020.

Para 2022, nuestro entorno post-pandémico se ve cada vez más lleno de posibles nuevas formas de comunicarse, entre ellas, la que me parece será realmente la forma en que comenzaremos a realizar diferentes actividades: el metaverso que ya está funcionando y  muchas personas tienen sus avatares, tierras e incluso una vida dentro de este universo.

El metaverso es algo innovador, nos hace caer en sus redes y nos despierta la curiosidad, probablemente los jóvenes sean los más cercanos a este tipo de tecnología, pero aún así es un cambio que afecta toda nuestra población, desde niños hasta los más ancianos. El cambiar toda tu realidad es atractivo para cualquier persona que no esté conforme con su verdadera vida, sin embargo, estoy de acuerdo con las palabras que Elon Musk dijo en su entrevista para el canal The Babylon Bee.

«No estoy seguro que ponerte una televisión sobre la nariz te haga estar en el metaverso (…) no parece que esa sea la respuesta necesariamente». «Estamos lejos de desaparecer en el metaverso». Elon Musk

El cambio se produce muchas veces lentamente, para mí, si bien tomará auge en muchos años adelante, o tal vez en unos meses, por ahora, perderse en una vida falsa para crear una nueva, es algo aún muy lejano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *